Wacala que rico!!

abril 13, 2009

“Siempre he admirado al malo, al forajido, al hijo de puta. No me gustan los buenos, chicos de pelo corto, corbata y un buen empleo. Me gustan los hombres desesperados, los hombres con los dientes rotos y los destinos rotos. También me gustan las mujeres viles, las perras borrachas, con las medias caídas y arrugadas y las caras pringosas de maquillaje barato. Me gustan más los pervertidos que los santos. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gustan las leyes, ni morales, religiones o reglas. No me gusta ser modelado por la sociedad.”

Charles Bukowski

 

“La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora” Sabia frase del Filosofo José Ortega la cual parece encajar a la perfección hoy en día, puesto que para nosotros ¿Qué es bello? Acaso un conejito en un campo de rosas o una pareja observando el atardecer, seguramente “Romeo y Julieta” de Shakespeare  nos parece la cúspide de lo hermoso.

Pero qué hay con aquellos hijos bastardos de la literatura y el arte (me importa un carajo que la literatura este dentro del arte y que lo que escribí es redundante, se escucha bonito, además ¡¿De qué mierdas estamos hablando, eh?!),  qué hay de aquellas obras que a simple vista no parece más que forúnculos llenos de mierda, rechazadas y olvidadas por la cultura pop,  pero que si las observamos detenidamente nos puede revelar una realidad tan desagradable que no nos queda más que amarla.

Antes de que alguien proteste, más allá de lo evidente, el arte de los artistas de los que hablaré se trata sobre alcohol, dominación y escenas sexuales duras y explícitas, y sí, tienen que ver con perversión y sexualidad retorcida pero… ¿Quién no toma? ¿Quién no tiene perversiones? Y más importante, ¿Quién de ustedes tiene perversiones limpias y decentes?  Ahora a continuación les presento  solo algunos de los bastardos más hermosos del mundo:

Charles Bukowbuklook211ski y el Realismo sucio

 Que se puede decir de un escritor del cual sus más grandes obras llevan títulos como: “Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones y otros cuentos de la locura ordinaria”,  La máquina de follar” y “Poemas del viejo indecente”. Su vida estuvo marcada por su decisión de ser diferente  y por un horrible caso de acné que lo caracterizó durante el resto de su vida. En los sucios bares californianos  desarrolló al mismo tiempo sus otras aficiones además de escribir: apostar y tomar. Allí también se convirtió en una incansable maquina de follar.

Sus libros de relatos, poemas y sus delirantes novelas, giran alrededor  de su propia vida. Son introspecciones acerca de su larga carrera como bebedor y escritor. En ellos, su alter ego, Henry Chinaski, deambula por las calles, buscando el dinero que le garantice seguir bebiendo y ejercitándose como escritor. Cierta vez Neil Baldwin para describir a  Bukowski escribió:

“Tomar una porción de Hemingway, añade una dosis de humor, mezclar con un puñado de hojas de afeitar y varios litros de vino barato, luego una a dos gotitas de ironía, agitar bien y leerlo al final de la noche: Así se tendrá el auténtico sabor Bukowski”    

 Henry Charles Bukowski murió en marzo del 94 de leucemia y sin pretender convertirse en héroe, había derrotado al mundo.  

 

Jeff Koons y las estrategias de la vulgaridad 

Comencemos por hablar de la obra más escandalosa y conocida de Koons: en 1991, su exposición llamada “made in heven”  lo retrataba a él junto a su esposa: la infame actriz porno de origen italiano Ilona Staller, quien, además de su carreara pornográfica, había hecho sus pininos en la política formando parte del parlamento italiano. La serie constaba de figuras hechas  en vidrio soplado que representaban posturas sexuales posadas por la pareja, así c02jeff_koons19omo esculturas a tamaño natural en donde ambos fornicaban. Pero las piezas más escandalosas eran las fotografías  que los captaban en distintas posiciones eróticas, francamente porno, como por ejemplo: Koons eyaculando la vagina en su vagina, Ilona chupándole el pene, Ilona introduciéndose un dildo de cristal, etc.

Koons defiende esta colección por no considerarla pornográfica, sino una representación del amor y la interacción humana, la cual es tan habitual que la olvidamos, y tenemos que ser realistas, yo opino que si una pintura de una pareja bailando es considerada una obra maestra ¿Porqué no la de un hombre eyaculando en la vagina de su novia?

 

Takashi Murakami y la felicidad en un palito

takashi_murakami_my_lonesome_cowboy12Nacido en 1962, Murakami posee una licenciatura en Nihon-ga, un estilo gráfico tradicional de su país que data del siglo XIX y el cual ejerció hasta mediados de los 80, cuando se apartó de él al darse cuenta de la poca relevancia que esta vertiente tenía a la cultura contemporánea  japonesa y así fue como se acercó al manga y la simbología que gravita a su alrededor.

Sus personajes son calcados de la imaginación que habita el pop japonés: Hello Kitty, Salior Moon, Pokémon, pero con un giro perverso que les confiere un poder sexual, casi diabólico, como el que revistió el caso de TsutomuKiyazaki, un asesino serial que diera muerte a varias niñas niponas y cuya mayor gracia era ser un otaku (Fans de las caricaturas japonesas). Kiyazaki era un otaku común y corriente como abundan. En la tele comenzaron a aparecer imágenes de su cuarto, decorado como el de un otaku promedio. Murakami dice de él:

         Lo único que lo hacía diferente a nosotros era que él videogrababa los cadáveres de las niñitas que asesinaba”

Y es por este tipo de siniestros oscuros de la cultura del comic japonés que Murakami ha desarrollado su estética. Sus piezas muestran personajes del manga en situaciones extremas: Sailor Girls disparando leche de los pezones, Sailor Boys derramando semen a chorros, personajes del tipo del universo de Sanrio, pero con grandes colmillos y sonrisas siniestras, todo cuidadosamente encerrado en la estética del manga (y con una peligrosa cercanía al hentai) y retratando los bizarros rasgos de la personalidad nipona: el trauma por la energía atómica, el fetichismo nacional vertido en las Salior Grils y las niñas de uniforme, la antropomorfisacion de animales y objetos banales que cobran vida y lo obscuro con rasgos caricaturescos. 

   

Jan Saudek y el arte de dominar gente

jan_saudek_photo_0112Jan Saudek era un fotógrafo nacido en 1935. En sus fotografías podemos ver a la gente más común y corriente que pueda haber en situaciones con carga altamente sexual entre elegante, natural y sucia.

Saudek Comenzó a trabajar en su obra al notar que las restricciones políticas (léase censura) que el socialismo europeo le ponía a los artistas se reflejaba en unjan_saudek-76053011 trabajo mediocre. Así, no sólo sus temáticas sino también su técnica seria criticada duramente. Las fotos de Saudek  son tomadas de maneas arcaicas: con cámaras antiguas y coloreadas a mano; y representando escenas sexuales en lo que él explica como un homenaje al sexo por ser el evento que nos trae a la vida. Las discusiones sobre lo que es bello y lo que no, no tienen razón de ser en la obra de Saudek, ya que sus personajes son físicamente peculiares y  hasta grotescos para el ojo convencional, pero de una belleza infinita para el ojo sensible.

 

Russ Meyer y la épica fílmica mamaria

russ_meyer_super_vixen12Para describir el cine de Russ Meyer suele decirse lo siguiente: en sus películas salen puras viejas chichonas. Y pues básicamente esa es la principal característica de sus películas, en las cuales las actrices que ahí aparecen poseen un par de senos inmensos. Otra cosa que se dice es que son violentas, también es verdad. 

Del cine de Meyer se habla de Sexplotation, una de las vertientes del cine de explotación tan popular en esos años. Como un subgénero estilo cinematográfico está muy bien, pero sus detractores gustan de atacarlo con mayor saña, y de manera muy obvia, lo llaman sexista. Pero, ¿En verdad son sexistas sus películas? Al ver su currículum enlista, entre las más famosas y exitosas: The inmoral Mr. Teas, Mudhoney, montropsycho,, Faster Pussycat, kil,l kill!!! Mondo Topless, Vixen, Beyond the Valley of the dolls, Supervixens y Up! Siempre protagonizadas por monumentales mujeronas, en ellas los hombres son humillados, pisoteados, golpeados y despreciados por las bellas amazonsupervixen111as de Meyer, para quienes los hombres solo sirven sólo como herramientas de su voluntad, aunque por otro lado, éstos son casi siempre individuos que suelen ser infieles y promiscuos. Sí los azotados tienen razón y el cine de Meyer es sexista, por lo menos lo es en una muy retorcida poco usual forma.  

Su cine, eso sí, es porno soft, pues no hay sexo explícito, pero sí gran cantidad de escotes, peleas cachondas, cuchas incestuosas y fugaces flashazos de rosados pezones.

 

 

Incluso algunas veces pasa lo contrario, nos pintan un mundo hermoso con colores brillantes y tiernos personajes, pero en el fondo pueden ser tan extremos como las obras de los hombres de los que he hablado.  Desde aquel capitulo de Vilma y Pedro Picapiedra juntos recostados en la cama (Siendo esta la primer escena de cama, ya no digamos de las caricaturas sino de la televisión entera) hasta aquellos capítulos censurados del Pájaro Loco por mostrar escenas de uso y abuso del consumo de cigarrillos y alcohol, lo que creemos inocente nos ha creado una doble moral y distorsionado nuestra concepción de lo bello. Otro ejemplo de esto es Disney, el cual es el culpable del apendejamiento de varias generaciones, creándonos el paradigma de cómo debe de ser una buena historia. Que tal la adaptación de “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carol, en donde podemos disfrutar de paisajes, secuencias y personajes extremos como el gato de Chesire presume de una locura y  pachequez envidiable, sin duda tomo unos temas inmensamente fuertes para una mente de ocho años.           

Estos son solo algunos de los llamados artistas malditos, pero aun hay muchos más que quedan fuera como: H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe, El Márquez de Sade, Robert Crump, Jhon Waters, J.G. Ballard, William Burroughs y uno de mis favoritos, Quentin Tarantino. Todos ellos nos hacen ver lo que hay a nuestro alrededor, sea ordinario, extraño o grotesco, y nos muestran de manera tan cruda la chispa de belleza que hay en esto. Pero son ellos los que rompen paradigmas y causan los cambios en la sociedad.

 

“Sin duda alguna Shakespeare nunca hiso esto”

Charles Bukowski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: